miércoles, 21 de junio de 2017

BUSCANDO JEFE PARA ANTICORRUPCIÓN

Me hace gracia la candidatura de Pedro Crespo, Fiscal de Sala Jefe de lo Contencioso, para Anticorrupción, ya que si un cómico malévolo hubiera diseñado una maniobra para complicar el mandato del Fiscal General no se le hubiera ocurrido nadie mejor.   En Parcent se esfuerzan en sondear y sondear a fiscales que pudieran hacerles salvar la cara (se nota la mano de Frias).   Unos dicen que no, otros se preocupan cuando consultan como afectaría ese puesto a su vida, y quizá haya finalmente algún candidato o candidata que les haga caso.  Pero ninguno tiene hoy el peso profesional, salvo quizá la ex Fiscal General, para  batir a Pedro Crespo en esa plaza salvo perpetrando en el Consejo Fiscal una de esas con las que nos deleitan de tanto en tanto.  El problema es que Crespo pertenece al ala progresista de la Carrera, es decir, no es un tipo previsiblemente dócil ni para Manuel Maza ni para el Sr. Ministro, y el hecho de que pida la plaza a mi me parece que revela que tiene apoyos bastante sólidos, incluyendo su gran relación con el actual Inspector Fiscal, antiguo subordinado suyo.   Y si como han demostrado, afrontando incluso una reprobación del Parlamento, Maza y Catalá tienen clara su voluntad de que "esa colina" no se escape, la situación tiene mucha gracia desde fuera.    Va mi apuesta: yo creo que la Asociación de Fiscales afín al PP, que en el Consejo Fiscal anterior apoyó a Moix -como quería el FGE y el Gobierno- ahora apoyará a Alejandro Luzón, al que concederán todas las cualidades que antes no apreciaron;  y que por el contrario, la UPF que entonces apoyó a Alejandro Luzón, ahora apoyará a Crespo.  Y todos se olvidarán de la mejor candidata que en mi opinión -parcial, es cierto, pero sincera- es sin duda Teresa Gálvez.   Este culebrón seguirá, y no me sorprendería ver de nuevo al Fiscal General explicandose en el Parlamento. Son las cosas que tiene el no valorar los méritos profesionales.

1 comentario:

Valentín Ruiz dijo...

Vaya por delante, la advertencia de que el comentario, es pura ironía, y ni pretende injuria ni desdoro, pues deseo lo mejor para ésa "colina", que a la postre, lo es para todos los compañeros que cito, cuya valía admiro por igual, por el mucho cariño que a todos les tengo.

Mi apuesta, va por Pedro: hay que echarle cojones para sin riesgo profesional alguno (ya es Fiscal de Sala, y sea cual fuere el resultado, seguirá siéndolo), renunciar a Málaga, para meterse en Malagón; salvo que, y no lo descarto, la llamada recibida lo sea para figurar como telonero y paracaidista en salto completamente controlado.
Alejandro, no: desertó de la "colina", abandonando su posición y renunciando voluntariamente a la experiencia acumulada mientras defendió el puesto.
Teresa, tampoco: se trata de mero prurito político, y si se tratase de nombrar una mujer, cabría el recambio de Belén, pero no el de Consuelo, porque vistos sus antecedentes, o no sería domeñable, o tendría que dar muchas explicaciones.

Con tales mimbres, entramos en el intercambio de cromos asociativos, con una UPF de posición reforzada, y una AF por completo desacreditada.

¡Hagan juego!