jueves, 1 de junio de 2017

DIMITE EL FISCAL ANTICORRUPCIÓN

La situación era ya insostenible, incluso con los baremos que aquí se aplican a la jerarquía.  Nunca tenía que haber sido elegido con lo que se sabía cuando lo fue, y la responsabilidad de ello es del Fiscal General y de la Asociación de Fiscales.  Y el desprestigio de lo ocurrido a la Fiscalía durante estos terribles meses también tiene a esos mismos responsables.   Ni la evidencia de que la gestión no era buena (aunque la Fiscalía ha de investigar las filtraciones de sumarios secretos -que son delictivas-), ni fundamentalmente la reprobación parlamentaria (que es un hecho capital, nuclear para quien ha de tener la confianza de la sociedad) les hizo mover un pelo.   Bueno, ha tenido que ser un hecho que me parece increíble que haya ocurrido: que el Fiscal Jefe Anticorrupción de España tuviera intereses en una sociedad panameña. En el GRECO de Estrasburgo nos van a poner como ejemplo de malas prácticas durante lustros.  No se puede olvidar que ese nombramiento vino desde arriba, que hay evidencias de que había intereses poderosos para colocarle a él y también para cargarse al Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional.  Todos estos poderes fácticos de la Justicia "facilmente reconocibles" y perfectamente conocidos, son la causa de los males que padecemos los ciudadanos y los profesionales y no merecen ningún aprecio ni reconocimiento.  ¡Ya está bien!.   No tengo confianza alguna en que el sistema se regenere desde dentro: los que llevan sacando tajada de esto durante tantos años no van a impulsar cambio alguno que les impida seguir sacando ventajas en beneficio propio y de políticos protectores y en perjuicio del resto: cuando veo a compañeros acosados, amedrentados o machacados por infracciones menores y veo el jolgorio en otros barrios de la Fiscalía se me revuelve el corazón.  Pero el Parlamento ha de tomar cuenta de esto, ha de impulsar cambios para que al menos las más modernas promociones de jueces y de fiscales puedan verse liberadas en sus vidas profesionales de esta putefracción.   La corrupción se ha extendido demasiado porque nadie la ha parado como se debe parar.  Y los fiscales han de reaccionar sin miedo: el silencio de quien debe hablar y la inacción de quien debe actuar ayuda a que los males no se arreglen.

1 comentario:

Antonio Sanketa dijo...

Lo que ha pasado con Moix es preocupante y patetico pero lo que dijo hoy el sr. Maza, Fiscal General, en rueda de prensa es inquientante. No se que es peor...
Hace unos años en unas jornadas de jueces en Gran Canaria (creo recordar) un juez del que siento no recordar su nombre dijo que "corrupción es peor que el terrorismo" y lo argumentó diciendo (no es textual, hablo de memoria) que con el terrorismo mas tarde o temprano se iba a ganar la batalla pero la corrupcíón se iba incrustando en la sociedad y en las intituciones haciendo muy dificil erradicación.
Pues,ya está ahi.