miércoles, 19 de julio de 2017

SIEMPRE HAY ALGÚN IGNORANTE OPORTUNISTA

Una reciente sentencia del TSJ de Madrid resuelve un asunto muy importante para los fiscales, expresión de la clamorosa injusticia retributiva que padece en muchos aspectos la carrera fiscal ante la indiferencia del Consejo Fiscal, de la jerarquía y de las asociaciones mayoritarias.  Se trata de unos recursos que interponen unos fiscales de Málaga contra el régimen retributivo de quienes ocupando plazas de tercera pertenecen a la segunda categoría.   Quienes hemos estado al tanto de este asunto desde antes de su interposición sabemos que hay que mantener la discreción porque aparte de que los recurrentes que arriesgan su dinero, tienen también mucho que ganar y la batalla jurídica está todavía desarrollándose.   Pero algún oportunista que no sabe derecho administrativo alienta  a la extensión de efectos a los fiscales cuando para ello es preciso que la sentencia sea firme.   Lo que menos hace falta es que muchos fiscales vayan al TSJ a pedir extensiones de efectos poniendo en riesgo doce demandas más interpuestas por fiscales que han arriesgado dinero, tiempo e ilusiones.   Este es el mal de nuestra carrera, que hay demasiado oportunista a quien no le importan los problemas de los demás, solo sacar tajada del trabajo ajeno.

No hay comentarios: