domingo, 23 de julio de 2017

VOCALES DEL CONSEJO FISCAL Y REUNIONES CON LAS ASOCIACIONES

Estoy un poco harto de ciertos hábitos que los vocales electos en el Consejo Fiscal tienen en su relación con las asociaciones que les proponen.   Si esas relaciones tuvieran únicamente por objeto canalizar a través del CF las aspiraciones de mejora profesional de los fiscales, las mejoras salariales, las mejoras en medios materiales o las injusticias que se padecen por muchos fiscales en repartos, en concursos de traslado o en retribuciones, pues yo diría que está bien.  Pero visto que en el CF ese tipo de cosas parece que importan menos y que las notas informativas de las asociaciones (sobre todo la AF, no recuerdo esta práctica publicitada por la UPF recientemente) se extienden justificando nombramientos pues creo que hay que decir algo.     Los vocales del CF, según su Reglamento, no están sometidos mandamiento vinculante alguno, y les vota toda la carrera se supone para que nos defiendan a todos.   Esos encuentros en los que se explica públicamente, como si eso nos favoreciera a todos, que se han reunido con los vocales de su asociación y en las que les explican cuales son los candidatos de su preferencia me parecen son como poco una intromisión ética que yo reputo intolerable para los vocales (me sorprende que estos acepten ese tipo de reuniones en las que se les proponen y discuten nombres y currículums cuando sus lealtades no han de estar con las asociaciones sino con los electores y de entre ellos con los mejores curriculums para cada puesto).   Para cosas como estas se estableció el delito del art. 428 del Código Penal.   Pero sobre todo, me parece increíble hasta donde ha llegado la falta de respeto hacia el resto de los fiscales por parte de sus representantes.

No hay comentarios: